Inicio Sociales Coronavirus : el horror que se vive en algunas residencias de...

Coronavirus : el horror que se vive en algunas residencias de ancianos de España

191
0

La pandemia de coronavirus está causando estragos en España, donde el covid-19 ya se extiende de manera más rápida y extensa que en Italia. Madrid, de hecho, es la ciudad del mundo en la que más vertiginosamente avanza el Covid-19.

Este miércoles España se convirtió en el segundo país del mundo con más víctimas mortales por el coronavirus después de Italia, con cerca de 3.500 fallecidos.

Las residencias de ancianos literalmente no dan abasto… Sólo en el centro Monte Hermoso de Madrid han fallecido al menos 17 ancianos y unos 70 están contagiados, según publica en un informe la BBC.

«No tenemos nada, las autoridades no nos han dado nada: ni mascarillas, ni guantes de nitrilo, ni bastas, ni tests rápidos… Nada. Nos llaman a diario inspectores, pero la realidad es que el gobierno se ha olvidado de los ancianos, los tiene totalmente abandonados. Culpan a las residencias pero, ¿dónde están las autoridades?», se lamenta Alicia Szurek, directora de la residencia de ancianos Concesol, en Madrid, que aloja a 59 ancianos.

Las autoridades aseguran que están haciendo todo lo posible para dar asistencia a las residencia y han mandando efectivos del ejército a algunas de ellas para realizar, entre otras, tareas de desinfección.

En Concesol están trabajando estos días a destajo. Y sin medios. Los empleados de esta residencia llevan mascarillas de esas que emplean los pintores y que la propia Alicia se encargó de ir comprar a una tienda de bricolaje antes de que se decretara el estado de alarma en España, añade la publicación.

También hizo acopio, guantes, termómetros de contacto, gel hidroalcohólico para lavarse las manos, solución alcohólica para limpiar las superficies… Y adquirió asimismo unas bolsas de basura grandes a las que les han practicado un orificio por el que meten la cabeza los operarios para lavar a los ancianos.

Pero, por si eso fuera poco, a la falta de medios se suma la falta de personal: en los últimos días Concesol ha perdido a 11 empleados, algunos de baja médica por tener fiebre compatible con una posible infección de coronavirus y otros (en concreto tres) que han pedido la baja voluntaria por miedo al covid-19.

«Pero los empleados que están trabajando realmente están dando el todo por el todo, se están desviviendo por tener bien atendidos a nuestros ancianos. Y lo seguiremos haciendo. A pesar de no contar con absolutamente ningún apoyo por parte de las autoridades lucharemos hasta el final por nuestros abuelitos y abuelitas. De hecho, ya nos estamos dejando la vida por ellos. Literalmente: dos de mis tres hijos, Carlos y Alicia, empleados ambos en Concesol, han dado positivo de covid-19 y no puedo verlos», explica la directora de esta residencia.

Alicia está enfadada, triste, preocupada… Y eso que en Concesol sólo ha habido un fallecimiento en los últimos días. «Un anciano que murió el sábado, no sabemos si por coronavirus. Todos los abuelitos tienen patologías previas, cualquier gripe estacional les puede matar, son muy frágiles», asegura a BBC Mundo.

Los servicios funerarios tardaron 17 horas en llevarse el cadáver de ese fallecido. «También ellos están desbordados», explica Alicia Szurek.

«Andamos escasos de personal, muchos trabajadores están de baja y están siendo sustituidos por otros que apenas tienen experiencia, estamos haciendo más horas de las que nos corresponden porque no queda otro remedio», finalizó.

En Concesol han adoptado la costumbre de escribir un email a las familias de sus residentes un día sí y otro no para explicarles cómo se encuentran sus seres queridos.