En reposición es momento de decisión productiva

0


Es un momento donde se procesan muchas decisiones en los sistemas productivos en torno a la venta de la producción que se generan a lo largo del año.

En este mismo momento los sistemas de recría e invernada terminan de afinar sus planes de inversión forrajera y, por lo tanto, sus necesidades de compra de lo que será la recría e invernada en 2019. Hoy vamos analizar algunos elementos asociados a los precios de la reposición, centrándonos en el comportamiento de las categorías de terneros y vacas de invernada, tomando información publicada por los remates por pantallas que se han realizado en los últimos tres años.

En la oferta de terneros hay una estacionalidad marcada, en los meses de marzo, abril y mayo se concentran casi el 50% de la oferta de las pantallas. Se observa que, conforme transcurre el año, el peso de los terneros aumenta, pasando de un peso promedio en la zafra de 167 kg/cabeza a un peso de 183 kg/cabeza para los meses de agosto, setiembre y octubre.

En cuanto a la evolución del precio por kilogramo, existe una tendencia a bajar en la medida que son más pesados. El comportamiento de estas variables (peso por cabeza y valor del kg) se sintetizan en el gráfico que muestra la evolución del valor al “bulto”, en donde vemos que aumenta unos 50 US$/cabeza desde la zafra a los meses de mayor valor.

El aumento de los pesos de destete en los esquemas criadores, es una de las variables que siempre está en discusión como una vía para aumentar los ingresos. Es por ello que hacemos un análisis particular sobre cómo ha sido el comportamiento de los precios por rango de peso de los terneros.

La mayor cantidad de lotes son vendidos en un rango de peso que va desde 150 a 180 kg/cabeza. Y en la medida que el peso de los terneros aumenta su precio baja.

Compartir.

Comentarios están cerrados.