La diputada Nibia Reisch cuestiona cuestionó la metodología de la implementación del SICTRAC

    0

    El nuevo Sistema Integral de Control de Transporte de Carga (SICTRAC) para empresas de transporte profesional de carga nacional e internacional ha despertado una dura polémica entre el MTOP, promotor de la implementación, y los transportistas, lo que movió a la intervención de la diputada colorada por Colonia, Nibia Reisch.

    El procedimiento establece que todo transporte de carga terrestre deberá contar con una Guía Electrónica de Transporte de Carga, que contenga la identificación de la unidad, el origen y destino del viaje, itinerario, la distancia del mismo, el peso bruto de la carga trasladada, la fecha y la hora de inicio del viaje, entre otros datos.

    Sobre fin de 2017, un decreto del Poder Ejecutivo incorporó el SICTRA a la Guía de Carga, y el 8 de enero de 2019 el MTOP fijó  el calendario de exigencia de incorporación al SITRAC a partir del 18 de febrero de 2019, obligatorio para todos los transportistas con más de 20 camiones.

    Reisch manifestó su aprensión y dijo no entender “la exigencia de iniciar este nuevo sistema con tan poco plazo y existiendo, en los hechos y a la fecha, un solo proveedor homologado” para prestar dicho servicio.

    En efecto, el MTOP, el 23 de marzo y el 18 de mayo de 2018 homologó a las empresas Bidafox S.A. y Sit S.A., respectivamente, para proveer los servicios del  SICTRAC. Sin embargo, ambas en realidad pertenecen al mismo propietario: una se encarga de importar los aparatos de rastreo satelital de origen chino y la otra de proveer el servicio. “Esto quiere decir que en la práctica sólo una empresa está habilitada por el Estado para proveerlo, y además está directamente relacionada con la Intergremial del Transporte Profesional de Carga (ITPC)”, señaló la parlamentaria.

    Reisch se preguntó cómo el MTOP no detectó que tal situación implica un importante beneficio para la única empresa que hoy tiene en los hechos el monopolio de prestar este servicio, o si lo hizo por qué aceptó esa situación.

     “El MTOP ha señalado que el nuevo sistema de monitoreo electrónico cuenta con el apoyo de todos los actores del sector, pero eso no es cierto. Las gremiales de transportistas se distanciaron con la negociación encabezada por la directiva de la ITPC, y se oponen al SICTRAC. De hecho, más de 300 camioneros de todo el país se reunieron días pasados para definir acciones contra el dispositivo electrónico de seguimiento porque a su entender genera más perjuicios que beneficios”, manifestó.

     “Creemos que el desarrollo tecnológico que permita mejorar las condiciones de seguridad no sólo del sector del transporte de carga y logística, sino aún el transporte de pasajeros, contribuyen con el crecimiento y desarrollo económico del país y permiten integrar las plataformas de monitoreo para atender en tiempo real las emergencias. Pero actuar compulsivamente, prácticamente digitando una adjudicación, es inadecuado desde todo punto de vista. Esperemos que el MTOP revea su decisión, extienda el plazo de presentación de empresas y garantice la ecuanimidad en la adjudicación del servicio flexibilizándolo de acuerdo a las expresiones de los transportistas”, finalizó Reisch.

    Compartir.

    Comentarios están cerrados.