Diputada Reisch llevó preocupación de usuarios de cajeros automáticos al Parlamento

    0

    La diputada del Partido Colorado (PC) Nibia Reisch expuso su preocupación por los inconvenientes que tienen actualmente los usuarios de los cajeros automáticos como consecuencia de las medidas adoptadas por las autoridades con el objetivo de mitigar la explosión de los mismos, que restringen la libertad de aquellos.

    Haciendo uso de la palabra en la Cámara Baja, la legisladora neohelvética recordó que desde setiembre de 2017 hasta la fecha de su exposición, 76 fueron los cajeros  afectados, principalmente  por  explosiones, en varios puntos del país.

    “Lamentablemente en nuestro departamento de Colonia, en forma inédita, fueron 3 los cajeros afectados por el vandalismo. En Colonia Valdense, Juan Lacaze y Rosario, este último ubicado en el interior de una mutualista, el cual tuvo una importante explosión”, recordó.

    A dos meses del primer ataque, Jorge Vázquez, como ministro interino del Interior, firmó un decreto que establecía la obligatoriedad de las empresas de aplicar el sistema de entintado de los cajeros.

    Según Reisch, “luego se empezaron a restringir las libertades de los usuarios: se acortaron los horarios de funcionamiento de los cajeros, primero no dispensaban dinero desde las 22 a las 6 hs, después no dispensaban moneda extranjera fuera del horario bancario, y a su vez muchos de los cajeros explotados no fueron repuestos.”

    “En el propio Palacio Legislativo, hay un cajero en su exterior, a pocos metros de la guardia policial, al cual concurrían muchos vecinos de esa populosa barriada y lamentablemente está fuera de funcionamiento desde hace meses”, aseguró.

    “Y luego, como los cajeros siguen explotando y el Ministerio del Interior ha sido incapaz de detener este accionar delictivo, plantearon llevar los cajeros a las comisarías. ¡A las comisarias!”, señaló.

    “El punto es que las medidas adoptadas hacen que los usuarios se sientan perjudicados de distintas maneras y las quejas en ese sentido crecen todos los días. La denominada ‘inclusión financiera’, fue implementada a las apuradas y de manera inconsulta, y admitiendo que este medio electrónico facilita la realización de operaciones, lo cierto es que se ha forzado tanto que ya comenzó a fallar por los puntos débiles: la inseguridad en primer lugar, el vandalismo, el hecho innegable de que mucha gente no los ha aprendido a utilizar y, las más de las veces, por fallas técnicas”, aseguró.

    “Ello ocasiona que el número de cajeros en funcionamiento sea cada vez menor, que varios tengan horarios limitados, que la gente tenga que realizar largas colas, que no puedan extraer el monto que desean y que por la afluencia de gente muchos agoten su dinero”, añadió.

    “Es lamentable lo que pasa con los cajeros. Personalmente fui testigo de lo que le sucedió a una persona que quería extraer $ 1.500, que era lo que tenía en su cuenta y no le permitió hacerlo porque sólo expedía billetes de $ 2.000. La población se siente controlada, que no es dueña de su plata y está harta de los inconvenientes que le ocasiona tener que ir a un cajero. Con estas medidas le han complicado la vida a la población y los cajeros siguen explotando y han sido muy pocos los casos que se esclarecieron”, sostuvo.

    “Por eso solicitamos a las autoridades que tienen competencia en la materia realizar los máximos esfuerzos para revertir esta situación y que los uruguayos recuperemos la libertad de acceder a nuestro dinero cuando lo necesitemos, sin ningún tipo de restricciones”, finalizó Reisch.

    Compartir.

    Comentarios están cerrados.