Reisch demandó detalles nuevo sistema informático del BROU

0

La  diputada Nibia Reisch (Ciudadanos) del Partido Colorado, manifestó su preocupación por el costo de la adquisición e implementación del nuevo sistema informático del Banco República (BROU).

La legisladora solicitó que le informen sobre diferentes aspectos, entre ellos cómo fue el procedimiento de adquisición (licitación internacional, compra directa etc.), los proveedores participantes, las ofertas presentadas, detalles de la oferta seleccionada y justificación de la selección, y datos del acto administrativo de adjudicación.

Asimismo requiere conocer los costos totales del nuevo sistema, y el cronograma de implantación.

Paralelamente solicita se le justifique la adquisición de un nuevo sistema informático, cuáles son las ventajas de la implantación del mismo, y cuáles fueron los asesoramientos específicos recibidos por el BROU para la elaboración de pliegos, la selección de oferta y contraparte en el proceso de implantación, especificando empresa o técnicos involucrados y costos asociados al servicio.

Con relación al producto adquirido, demanda conocer si se trata de un sistema estándar para la actividad bancaria o es específico para el BROU, y en caso de que sea un producto estándar se informe qué antigüedad tiene en el mercado y cuáles son sus principales usuarios.

Finalmente, la parlamentaria colorada requiere conocer la nómina de titulares de la empresa adjudicataria y colaboradoras en el proceso de cambio del sistema informático, y si existe o existió alguna relación o vínculo entre el señor Javier Vázquez, hijo del presidente de la República, con la empresa “De Larrobla y Asociados”, la firma comercial especializada en soluciones informáticas que fue la proveedora del nuevo sistema, el costo de cuya instrumentación fue superior a 110 millones de dólares.

Cabe recordar que la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) ya había advertido que “la implementación de un cambio tecnológico en el BROU” conlleva un “proceso plagado de errores, fallas e incertidumbres”, que “afectará tanto a usuarios como a trabajadores”.

Y en efecto, apenas instalada, la nueva plataforma ocasionó serias alteraciones operativas a la institución, que perjudicaron de forma directa a los clientes de la misma, incluso registrándose  diferencias en las cuentas bancarias y sumiendo a las sucursales de todo el país en un desconcierto contable y administrativo cuyo costo aún no se conoce, pero se estima muy elevado.

Reisch manifestó que “nos hemos asesorado sobre los costos de los programas y la cifra que pagó el BROU aparenta ser muy disparatada, notoriamente superior a los precios que se manejan en el mercado”.

“Tratándose de un banco que tiene la mayor parte de sus ganancias en los intereses que le cobra a los jubilados y trabajadores a través de los préstamos sociales, y que gasta más de 100 millones de dólares en algo que genera muchas dudas sobre el valor de su costo, como diputada tengo el deber de controlar en qué gasta la plata el gobierno”, sostuvo Reisch.

“En la situación actual que atraviesa el país, en la cual jubilados, trabajadores y productores tiene que sacar préstamos para poder vivir, nos parece mucho mejor que el banco invierta en bajar los intereses de los préstamos”, finalizó la legisladora.

Compartir.

Comentarios están cerrados.