Modalidad de cajeros explotados preocupa a la diputada Nibia Reisch

0

La explosión  de cajeros automáticos en distintos puntos del territorio nacional movilizó a la diputada Nibia Reisch (Partido Colorado) a requerir del Gobierno Nacional datos relativos a esta modalidad delictiva.

Con ese fin, cursó un Pedido de Informes al Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU) y al Banco Central (BCU), a fin que cada uno de esos organismos informe al respecto lo que resulte de su competencia.

“Llevamos a la fecha más de 50 cajeros  explotados, modalidad delictiva que se ha extendido al interior del país. Puntualmente, en nuestro departamento de Colonia fueron afectados tres, en Colonia Valdense, Juan Lacaze y Rosario”, señaló Reisch.

“El hecho nos preocupa enormemente, no sólo por el perjuicio material que supone, sino también por  la incomodidad que causa a la ciudadanía en general, que se queda durante días o semanas con un cajero menos en su localidad, lo que afecta la operativa y dificulta a la población”, explicó.

Como consecuencia de ello, la legisladora colorada solicitó conocer la siguiente información:

  1. Si esos organismos llevan registro no sólo de los cajeros de su propia Red, sino de otros que hayan resultado siniestrados a la fecha. En ese caso, si se puede brindar la información del número exacto de cajeros explotados o dañados; cuántos lo son de RedBrou y cuántos de otras redes y lugar exacto de su ubicación (Montevideo e Interior);
  1. Cuántos de ellos han sido repuestos y rehabilitados, y respecto a cuántos se ha resuelto no reinstalarlos. En cada caso se solicita ubicación (Montevideo e Interior del país);
  1. Cuántos cajeros cuentan con sistema de manchado de billetes y obligatoriedad de proceder a la aplicación de ese método;
  1. Descripciones (planificadas o dispuestas) para la prevención de estos delitos y evaluación de la efectividad de las medidas ejecutadas a la fecha;
  1. Cómo se garantizará la posibilidad del uso de cajeros y extracción de dinero (pesos uruguayos y dólares) en el interior del país o en barrios donde los cajeros son cerrados a horas predeterminadas o no serán repuestos.

La legisladora recordó que “en los primeros seis meses del año en Uruguay funcionaban 2.237 dispensadores de efectivo, pero esa cifra cayó un 3%, de la misma manera que disminuyó un 5% la cantidad de operaciones de retiros de efectivo en cajeros automáticos y dispensadores, ya que por una cuestión de seguridad hoy la gente que está en condiciones de hacerlo opta por utilizar tarjetas de débito o dinero electrónico”, explicó.

Cabe recordar que en total fue explotado medio centenar de  cajeros automáticos desde fines de octubre de 2017, cuando se produjo el primer episodio en Montevideo.

“Es preocupante, porque en vez de aprehender a los delincuentes, le terminan complicando la vida a los ciudadanos. Ahora hay menos cajeros que antes, algunos con horarios restringidos para poder retirar plata, muchos en un horario de 6 a 22 hs., y su vez, sólo permiten dispensar dólares en horarios de oficina. En definitiva, los ciudadanos son cada vez más rehenes del accionar de los delincuentes y de la inoperancia del Ministerio del Interior”, finalizó Reisch.

Compartir.

Comentarios están cerrados.