Según el gobierno, el salario mínimo nacional alcanzó su nivel más alto desde el retorno a la democracia”, describe el proyecto de Rendición de Cuentas que analiza el Parlamento.

0

Creció un 10 % en términos nominales en enero de 2017 y 9,5 % en enero de 2018, y se ubicó en los 13.430 pesos. El texto propone que llegue a 15.000 pesos en 2019 y a 16.300 en 2020. Asimismo, el salario real creció un 55,5 % desde 2005.

Señala que los ajustes nominales de salarios propuestos en la negociación colectiva junto con la reducción de la inflación permitieron una expansión del salario real del 3 % en 2017. Así, el salario real promedio aumentó un 55,5 % desde 2005, cuando se convocó nuevamente a los Consejos de Salarios. En el mismo período, el poder de compra del salario mínimo nacional se multiplicó por encima de tres veces y se ubica actualmente en el nivel máximo desde el retorno a la democracia.

El informe -publicado en la página web de Presidencia de la República- resalta que Uruguay mejoró la distribución de los ingresos: mientras en 2006 los hogares que integraban el 10 % con mayor poder adquisitivo ganaban casi 18 veces más que los hogares de menor poder de compra, en 2017 esa relación descendió a 11 veces.

“Esto implica que el país hoy se encuentra, en materia de distribución del ingreso, en una posición notoriamente superior en relación a las décadas pasadas, al tiempo que mantiene su compromiso de continuar profundizando los procesos que permitieron alcanzar estos logros”, sostiene el documento

Compartir.

Comentarios están cerrados.