Editorial 27 de abril 2018

0

La credencial cívica una herramienta de valor

En estos días están recorriendo las ciudades del departamento las mesas inscriptoras de la oficina electoral a fin de inscribir a los ciudadanos que cumplan 18 años a la fecha de las próximas elecciones y habilitar credenciales no vigentes.-

En tiempos que la actitud de algunos representantes de la ciudadanía uruguaya aparecen cuestionados por su proceder en la tarea para que el pueblo los votó, comienza a generalizarse la frase “los políticos son todos iguales” y ella se nos contagia y se agranda hasta decir “no hay nadie a quien votar” y nos hace ver un panorama sombrío para el cada vez más cercano acto eleccionario.-

Es lamentable lo que cada día conocemos, pero al igual que el avión que cae y es uno y se conoce la noticia a los minutos en todo el mundo, hay miles de aviones que en este momento despegan y no son noticia, porque simplemente están cumpliendo su tarea de volar.- Un poder estatal se compone de cientos de personas que los ciudadanos elegimos cada cinco años y no a todos se les puede tildar de corruptos.- También es verdad que una manzana podrida puede podrir un cajón, pero creemos que aún el cajón está a salvo.-

En tiempos de retroceso en los valores, queremos reivindicar hoy, el valor de la credencial cívica que nos permite ser nuestros propios artífices, de nuestro destino político.- Tiempos pasaron en que muchos añoramos no poder ejercer el derecho al voto que es tan caro en nuestros conciudadanos y sin caer en la retórica que nos presenta la historia vista con ojos distintos, si nos debe llamar a recordar lo que en un tiempo perdimos.- Que perdimos todos los  uruguayos pero que tuvieron una connotada responsabilidad quienes habíamos elegido anteriormente de forma libre y democrática.-

 

 

 

Los adelantos de la comunicación le permiten conocer mucho más, a muchos más y eso es muy bueno.- Lamentablemente también es mucho más fácil denostar desde el anonimato en una red social y hacerlo viral.- El equilibrio de una sociedad no puede perderse y no se pierde si cada uno de sus componentes actúa a conciencia y responsabilidad.-

Estamos a poco más de un año de utilizar el sagrado derecho constitucional del voto.- Quienes ya lo hemos ejercido en más de una oportunidad debemos inculcar y promover en los jóvenes que obtengan su credencial cívica, y lo hagan, pues les permitirá sentir la libre sensación de elegir a las personas y partido, que entiendan pueda ser más capaz de dirigir el País.-

Seguramente los postulantes no le llenarán el 100 por ciento de sus expectativas, pero siempre será mejor tener la libertad de elegir a la de ser sometido.-

Quienes elijan ser postulantes para ejercer el próximo gobierno deberán pensar seriamente, como revertir el descreimiento creciente de la población en la clase política y limpiar de manera clara internamente sus filas, para que los votantes del 2019 puedan hacerlo a conciencia, creyendo en el valor de la credencial cívica y darles la carta de crédito que deben merecerse, quienes pretender gobernar a los más de tres millones de uruguayos y a quienes  les confiaremos nuestro destino.-

Esta es la opinión de radio del oeste.-

Compartir.

Comentarios están cerrados.