Editorial 9 de Marzo

0

El llamado 8 M

Sin duda el acontecimiento de esta semana ha sido la conmemoración del día internacional de la mujer.- En nuestro País y en la región con celebraciones diversas desde lectura de proclamas a recuerdos históricos y reconocimiento a mujeres por parte del Sr Intendente y actos centrales por parte del Sr Presidente de la República y la multitudinaria marcha en Montevideo.-

Lamentablemente en el mismo día de celebración se registró el quinto femicidio en lo que va del año en el Uruguay.- Como es sabido en la ciudad de Salto.-

Una serie de reivindicaciones contuvieron las proclamas leídas en los actos que van desde la solicitud de igualdad y equidad hasta el repudio a los femicidios, con algún pasaje de violencia extrema que no debe mansillar el objetivo central de la celebración.-

Los movimientos feministas no son nuevos en el País pero si han tomado connotación asumiendo una defensa pública de la mujer en forma primordial ante el avance de los femicidios.- Lamentablemente como sociedad no hemos podido desterrar este fenómeno que la mayoría de las veces por trastornos psicológicos el hombre lo comete, sin dejar de contar otras razones que median para que lleguemos hoy a a la friolera de que en un País como el nuestro en menos de tres meses se cometan 5 asesinatos, que corroboran una escala en aumento en los últimos años.-

A la luz de los hechos ni los cambios legislativos o controles policiales y o determinaciones judiciales han tenido un efecto positivo y sin duda se justifican las movilizaciones populares solicitando a quienes deben velar por la seguridad de todos, mayor eficiencia que haga descender las encuestas por muertes por femicidio.-

 

 

Las reivindicaciones por igualdad de derechos y equidad de trato de las mujeres también han sido tópicos de las movilizaciones.- En este sentido entendemos que nuestro País cuenta con legislaciones de protección hacia la mujer y que situaciones de desigualdad por ejemplo en retribuciones salariales y o acosos laborales, están contempladas en las reglamentaciones vigentes y que cuando se constatan son penadas por los organismo rectores del trabajo.- En cuanto a la equidad en oportunidades con el hombre, es evidente que hay posiciones algunas muy radicalizadas, que han marcado hasta dentro de los mismos colectivos, diferencias de apreciación.- Entendemos que el punto de partida siempre es la capacidad del ser humano y si bien se debe proteger a quienes se entiendan más débiles, la condición sexual no puede ser el factor determinante para resolver con justicia una determinada situación.-

Sin duda que la base fundamental de cualquier relación es el respeto por el otro y que la defensa que los movimientos feministas vienen realizando relativo a que la mujer sea respetada como tal es muy válida, máxime cuando provenimos de culturas que han tenido una primacía del hombre sobre la mujer en muchísimos sentidos.- Esta misma tradición tal vez haga más difícil de entender a las generaciones más jóvenes que haya personas aún que piensan distinto a quienes sostenemos que la igualdad es el estado de derecho más saludable.-

Bienvenidas todos los apoyos en bien de una sociedad más igualitaria, sin excesos ni de una ni de otra parte.- No olvidemos que la concepcíón humana nace de la relación de un hombre y una mujer y que la participación del hombre es fundamental para que la mujer pueda transformarse en madre y que el hombre sin una mujer no será Padre.-Juntos son el comienzo de la familia pilar de la sociedad universal.-

Esta es la opinión de Radio del Oeste

Compartir.

Comentarios están cerrados.