Proyecto de Ley de la diputada Reisch dispone implementación obligatoria y gratuita del examen de oximetría en los recién nacidos

0

Un Proyecto de Ley disponiendo la implementación obligatoria y gratuita del examen de oximetría de pulso en los recién nacidos, como prueba para la detección de anomalías cardíacas congénitas, fue presentado en la Cámara Baja por la diputada Nibia Reisch (Partido Colorado).

La iniciativatiene como objetivo prevenir enfermedades y poder disponer tempranamente del tratamiento adecuado para ciertas patologías que afectan a los bebés a través de una práctica muy sencilla.

La oximetría, en efecto, es una prueba segura, mínima, imperceptible, económica y razonablemente precisa, que tiene una alta sensibilidad en la sospecha de cardiopatías congénitas.  Se utiliza para la medición un aparato -el oxímetro- que no es invasivo y es indoloro. El sensor se sujeta alrededor de la palma de la mano del bebé y en la planta del pie. El aparato proporciona lecturas precisas y fiables sobre la saturación de oxígeno en sangre durante el movimiento, y mide la saturación funcional de la mano derecha y la saturación de ambos pies en orden aleatorio entre las primeras 24 y 48 horas de vida y antes de su alta.

La oximetría es una técnica que mide la saturación de oxígeno en la sangre de una persona, y permite detectar cardiopatías o anomalías críticas en recién nacidos en el 75% de los casos, reduciendo los índices de mortalidad infantil.Conocer esos niveles es importante porque cuando el oxígeno en la sangre es bajo las células del organismo pueden tener dificultades para cumplir adecuadamente sus funciones y pueden verse dañadas, lo que puede repercutir sobre el corazón, el cerebro y otros órganos. Un suministro inadecuado de oxígeno  conduce a una caída en la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial. La saturación de oxígeno normal oscila entre el 96% y un 100%, mientras que un porcentaje inferior a 90% puede causar complicaciones potencialmente mortales.

De acuerdo al proyecto, el mencionado examen será de carácter obligatorio y gratuito en todos los servicios de salud, públicos o privados, que cuenten con maternidad, sala de partos, sala de nacer o de control neonatal.

La iniciativa se enmarca en las campañas de prevención de enfermedades congénitas cardiacas, razón por la cual el proyecto dispone que, una vez aprobada, el Poder Ejecutivo brinde la mayor difusión a la ley.


Algunos datos de interés

 

El proyecto de la legisladora colorada señala que las anomalías congénitas del corazón afectan aproximadamente a 1 de cada 145 niños nacidos y son una de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo desarrollado. Pero una sencilla prueba no invasiva puede salvar la vida de miles de niños que nacen con anomalías cardíacas congénitas.

Diversos estudios señalan que las malformaciones cardiovasculares son responsables del 6 al 10% de todas las muertes de lactantes y del 20 al 40% de las muertes por malformaciones congénitas.

Esos defectos de nacimiento, graves, requieren cierto tipo de intervenciones que a menudo implican cirugías o procedimientos de tipo hemodinámico, poco después del nacimiento. Algunos bebés que nacen con un defecto cardíaco a menudo pueden presentar un aspecto saludable y ser dados de alta de la maternidad sin que se les haya detectado la afección. Pero enfrentan un riesgo de tener graves problemas de salud en los primeros días o semanas de vida y es frecuente que requieran atención médica de emergencia.

Estas anomalías cardíacas pueden ser diagnosticadas mediante ultrasonido antes del nacimiento, o por examen médico con posterioridad, aunque si el defecto no es detectado y tratado en los primeros momentos o años de vida puede generar complicaciones severas e inclusive la muerte. “Es por todo ello que la determinación precoz de las cardiopatías congénitas resulta tan importante”, sostuvo Reisch.

La oximetría de pulso sirve para la detección posnatal de las cardiopatías congénitas, malformaciones en la estructura del corazón (ya sea en las aurículas, ventrículos,  válvulas y/o vasos sanguíneos) presente desde el nacimiento debido al desarrollo anormal de éste órgano durante la gestación.

El proyecto de ley de la parlamentaria batllista refiere luego al Derecho comparado, señalando que existen antecedentes legales de leyes similares estableciendo este tratamiento en varios países, entre ellos Suecia, Estados Unidos, Argentina, Puerto Rico y Beijing (China),  mientras en otras naciones también se procura que la prueba sea obligatoria.

 

Compartir.

Comentarios están cerrados.