Se va Aguerre en pleno choque entre las gremiales y el gobierno

0

Estamos de paso”. Así describió el mes pasado el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, su presencia al frente de la secretaría de Estado, en la que está desde el 2005. Primero citó a su grupo de trabajo más cercano, sus asesores más fieles a los que considera casi amigos.

La tarde del 22 de diciembre de 2017 en Tacuarembó fue la última vez que Aguerre, un agrónomo de 60 años que es productor arrocero en Artigas, dejó entrever que dejaría su cargo. Incluso fue más concreto: les informó a los funcionarios que ya tenía pronta la carta de renuncia para volver a presentársela al presidente Tabaré Vázquez.

Sin embargo, algunos de los funcionarios no le creyeron. Es que el expresidente, José Mujica, lo había frenado varias veces cuando pretendía renunciar. Lo mismo hizo el actual mandatario en al menos tres ocasiones. Al finalizar 2017, le volvió a pedir que esperase para renunciar a mediados de 2018 para cuando estuviese finalizada toda la negociación Mercosur-Unión Europea.

El año arrancó con un enfrentamiento entre los productores agropecuarios y el gobierno. En medio de las vacaciones de gran parte de las autoridades del Poder Ejecutivo, los productores rurales reclamaron a Vázquez que los atendiera para intentar solucionar lo que ellos describen como “una gran crisis financiera del campo”. A su vez, se refirieron a Aguerre como un ministro “ausente”.

El lunes 15 de enero Vázquez iba a definir la fecha de la reunión con las gremiales rurales. Ese mismo día, Aguerre entraría de licencia como ministro y asumiría Enzo Benech como interino. Pero la intención era que Aguerre continuase “un poco más” al frente del ministerio; tal como se lo había solicitado Vázquez.

Compartir.

Comentarios están cerrados.