La Diputada del Partido Colorado Nibia Reisch dijo que  “hoy, el sentimiento de trabajadores y jubilados es que el Banco República les da la espalda”

0

“Mientras gobernaron los Partidos Tradicionales (PP.TT.) el BROU nunca dejó de estar al lado de la gente. Nunca cerró un día. Cada ciudadano sentía que el BROU era suyo, tenía sentido de pertenencia”, explicó.

Estas expresiones fueron expuestas en la Cámara de Representantes, ante la presencia de las autoridades del principal banco estatal, la parlamentaria coloniense recordó que ya el año pasado había “discrepado con la política aplicada por el  BROU para el otorgamiento de préstamos sociales a pasivos y así se lo hicimos saber”.

Reisch no dejó pasar la oportunidad de recordar los préstamos del Fondo de Desarrollo (FONDES) “a emprendimientos que se sabía cerrarían en poco tiempo, como la Imprenta PRESSUR, en la zona franca de Nueva Helvecia, a la que le prestó 6 millones de dólares, que a los seis meses (en 2014) cerró dejando a todos los operarios (200) sin trabajo”, manifestó.

“Hoy, el sentimiento de trabajadores, jubilados y comerciantes es que el BROU les da la espalda. (Sus directores) están más preocupados por la ganancia y la parte financiera que por cumplir el rol social que destacó al banco desde que se fundó”, aseguró la diputada.

La legisladora colorada también recordó “los préstamos del BROU con mínimas garantías a  los hermanos Fernández (propietarios de la empresa pesquera FRIPUR, que cerró y dejó a 900 personas sin trabajo, uno de los cuales, Alberto, compareció a comienzos de noviembre pasado ante la Comisión Investigadora de la C.RR sobre la financiación de las campañas de los partidos políticos, reconociéndose ante la misma como un “confeso frenteamplista” además de definirse como “mujiquista”, y admitiendo que “daría mi sangre y mi corazón por el Frente Amplio”) o a quien quería comprar los aviones de PLUNA con un nombre y apellidos que no eran los correctos”.

“Quiero explicar -sostuvo- algo, tras escuchar a la diputada Santalla, coterránea de mi departamento, cuando en 15 años de gobiernos de los partidos tradicionales el BROU le entregó a Rentas Generales 76 millones de dólares y desde el 2005 al 2016 los gobiernos del FA le entregaron a Rentas Generales 1.748 millones de dólares. Y también ella refería que en un año de gobierno del FA el BROU ganó lo mismo que en 15 años de gobierno de los PP.TT. Pues yo quiero mencionarles que en año 2002, en medio de la peor crisis financiera de la historia condicionada por factores externos, ni un solo funcionario del BROU se quedó sin trabajo y ni una sola sucursal cerró ni disminuyó la operativa. Y ahora está pasando en todo el país y en mi departamento de Colonia en localidades  como Conchillas, Miguelete, la propia Juan Lacaze, un ‘emblema’ para el FA que ahora pasó a microbanca. Nunca había pasado en la historia y ahora está pasando a pesar de los márgenes de ganancias históricos”.

“Hay que ponerse en la piel de los colonienses. De los que viven en Conchillas, que si el BROU no funciona dos días y no tienen facilidad para manejar un cajero, muchas veces tienen que ir a Carmelo. Y a veces no funcionan los cajeros, las buzoneras, y no todos tienen vehículo propio ni las condiciones físicas para poder hacerlo, porque muchas personas mayores están imposibilitadas de trasladarse”, indicó.

“Lo mismo pasa en Colonia Miguelete. Cuando el BROU cierra, la operativa comercial, muy dependiente del agro, baja y se tienen que trasladar a Ombúes de Lavalle, a más de 30 km. Si tienen suerte, porque muchos vecinos nos dicen que si el cajero se rompe pasan días hasta que es reparado o hasta que lo cargan con dinero”, prosiguió.

“Estas son personas a las que el BROU les ha dado la espalda. Porque sin dudas mientras los PP.TT. gobernaron y tuvimos 78 millones de dólares de ganancia, era cuando el BROU era el Banco País. Nunca dejó de estar al lado de la gente. Nunca cerró un día. Cada ciudadano sentía que el BROU era suyo, tenía sentido de pertenencia. Hoy, el sentimiento de trabajadores, jubilados y comerciantes es que el BROU les da la espalda. Están más preocupados por la ganancia y la parte financiera que por cumplir el rol social que destacó al banco desde que se fundó”, afirmó.

 

Créditos sociales a 30% de interés

 

La legisladora aludió seguidamente a “los créditos sociales, a los que se debe gran parte de la ganancia que hoy tiene el BROU. Hay 560.000 préstamos sociales, con los que sustentan gran parte de la ganancia del banco. Son 2.100 millones de dólares por año. El 58% de las operaciones se realiza en el interior; son 700 millones de ganancia por año con una tasa de interés del 30% siendo que la inflación es menor al 10%”.

“Cuando analizamos esto llegamos a la conclusión que la mayoría de la ganancia se da por los créditos sociales, y que lo sustentan los trabajadores y los jubilados, porque la gran mayoría de quienes sacan crédito lo hace porque tienen dificultades económicas, los que necesitan para saldar deudas y para comer, porque hay que decir las cosas como son. Han entrado en una bicicleta y ha llegado una altura del año en que le es imposible poder sobrevivir a un jubilado con $ 10.000 o a un trabajador con $ 14.000 por mes, porque el costo de vida de este país es hoy el más alto de la historia”, aseguró.

Reisch recordó que “el año pasado también reclamamos, con una Exposición Escrita, respecto a los préstamos a los pasivos. Había 102.000, fundamentalmente en esta época del año. Sólo 19.000 eran por e-BROU. Pero acá hay una realidad. Mucho se habló de internet. Pero hay muchas localidades del departamento de Colonia que no tienen conectividad. Yo invito a las autoridades del banco a que recorran el departamento. Los jubilados que recibieron las tablets, las tienen en su mayoría en los roperos, porque no tienen la conexión  que les prometieron. Entonces se torna imposible. La realidad de Montevideo puede ser otra, pero yo hablo de mi departamento”.

“Muchas veces también, desde esta banca, hemos reclamado por el acceso a internet en distintas localidades, en la zona rural, en Conchillas, en La Paz (C.P.), en Cufré. No tienen conectividad. Ni en Cufré ni en La Paz tienen conectividad, ni un cajero, ni Abitab, ni Red Pagos, no tienen nada. Se tienen que trasladar en ómnibus para poder cobrar y para pagar, y eso tiene un costo. Una cosa es la teoría y otra la realidad”, manifestó.

“Otra de las preocupaciones es Juan Lacaze. Esta sucursal perdió la Gerencia en estos días y pasó a microbanca. Con ello se pierden las autorizaciones y éstas pasan a depender del Rosario. Sinceramente, sin hacer demagogia, es grande la preocupación que tenemos por Juan Lacaze. Han cerrado todas las fábricas. Ustedes saben bien cuál es la situación. Y ahora encima lo pasan a microbanca. Esta es otra de las preocupaciones que le queremos trasladar al Directorio”, finalizó Reisch.

 

Compartir.

Comentarios están cerrados.