EDITORIAL 9 JUNIO 2017

0

La importancia de acciones conjuntas de la sociedad.-

Las sociedades que componen los centros poblados del departamento de Colonia, nos tienen acostumbrados a la realización de distintas acciones y gestiones comunitarias en bien de todos.-

No se han acallado aún las voces que mancomunadamente se levantaron en la vecina Juan Lacaze, cuando los propietarios de FANAPEL decidieron poner punto final a las actividades de la empresa, creando una situación social difícil y una sensación de impotencia ante lo que parecía nunca llegaría a suceder.-

Pero apareció una sociedad unida, olvidando discrepancias domésticas, presentándose al gobierno nacional, Municipio, Intendencia, diputados, Sindicato, organizaciones empresariales y sociales, corrientes religiosas, todas unidas en una sola voz, solicitando apoyo pero simultáneamente brindando lo que cada sector podía dar en la coyuntura que se presentaba.- No importa quien busco a quien lo que importa es que todos se encontraron en una misma línea.- Que Juan Lacaze se recicle para recuperar lo perdido.-

Y de esta manera lograron interesar al gobierno.- Hicieron posible que varios Ministros y el propio Presidente entablaran el diálogo directo con los dirigentes locales políticos y sociales y pusieron la problemática de Juan Lacaze en el concierto nacional.- Hoy se está en el camino de la reconstrucción y del comienzo de la implementación de las medidas acordadas.-

 

 

 

 

 

 

Si hacemos un paralelismo con la situación que hace ya un tiempo vivió Nueva Helvecia, vemos un comportamiento distinto de la sociedad frente a los cierres de Ecolat y Pressur.- Acciones individuales de dirigentes políticos, sindicales y prácticamente ninguna acción comunitaria conjunta  tuvieron como resultado que hasta el momento no se haya recompuesto el status económico de la ciudad a la que hoy le faltan 500 puestos de trabajo y no son notorias medidas que hagan pensar en una recomposición laboral.-

Situaciones económicas internacionales dieron por tierra, la que para nosotros fue la mayor demostración de fuerza y unión de una comunidad. La unión de manos en cadena solidaria para la reapertura de Parmalat en donde no faltó nadie y ninguno fue más otro.- Su repercusión mundial logro el objetivo.-

Otra demostración de pensar en unidad se dio el pasado miércoles.- Se obtuvo una audiencia con el Sr. Presidente de ANTEL para plantear una necesidad para el desarrollo local como lo es la fibra óptica.-  Con buen criterio se invitó a los actores políticos locales (Alcaldesa y concejales) representantes de la Intendencia, la influyente organización local de fuerzas vivas y Centro Comercial.- Resultado auspicioso; Con promesa del comienzo de obras en poco tiempo.-

A la hora de logros, las ciudades pequeñas del interior tienen una única fuerza en la presentación de solicitudes, SU UNIDAD.- No es malo recordar el accionar de viejos caudillos locales que buscaban la suma de voluntades para presentar a los más fuertes sus inquietudes.-

Es de buen dirigente político gremial y o social buscar el apoyo de quienes habitan la localidad sin olvidar que su puesto de dirigencia nace precisamente del apoyo individual que cada habitante o integrante del grupo político o social le dio.-

 

 

Hay un sin número de acciones personalistas que solo impusieron fracasos en la sociedad.-

Hay un sin número de acciones comunitarias y despojadas de personalismos, en las que se ha basó el progreso de las ciudades y por ende del Departamento de Colonia.- Uno de los más influyentes en el País.-

Esta es la opinión de Radio del Oeste.-

Compartir.

Dejar una Respuesta