Editorial 28 Julio 2017

0

 

LAS LEYES QUE PERMITEN, PROHIBEN U OBLIGAN

Todas las sociedades ordenadas necesitan que sus gobiernos acompasen la marcha de los tiempos con leyes y o decretos que velen por consumos, tecnologías y nuevas invenciones que en el orbe, se ponen al servicio de la sociedad.-

Nuestro País no es una excepción, y el gobierno en los últimos tiempos ha emitido un conjunto de leyes que según muchos uruguayos rozan las libertades personales y otras de carácter liberal y en ambos casos al decir del gobierno, se dictan en atención al bienestar común.-

La última y tal vez más polémica es la reglamentación de la venta de marihuana, que facilita su consumo y sus detractores, la muestran como una facilitación a iniciarse en el camino de la droga del que difícilmente se vuelve.- Una ley que permite.-

En contrapartida y siempre si de fumar se trata, la ley antitabaco, que ha diferencia de la anterior, prohíbe su consumo en todo lugar compartido, también ha tenido una importante resonancia en el mundo.- En este caso como ejemplo; En el anterior como experimento.-

El fumar supone un acto personal, que al igual, que el que ingiere alcohol o consume droga lo hace a conciencia propia y en la mayoría de los casos con conocimiento de causa, de sus riesgos.- Nos parece muy correcto que se pongan límites etareos que coinciden con los deberes y derechos establecidos en la constitución nacional.- Nos parece bien que quienes no consuman tabaco no se transformen en fumadores pasivos por el solo hecho de estar en un ambiente corporativo.- Una ley que prohíbe.-

Pero además  a nuestro entender es una ley que  discrimina a un importante sector de la población que sigue siendo fumador y la ley no le permite por ejemplo, tener un bar de fumadores o concurrir a reuniones o discotecas exclusivas para quienes mantienen el hábito de fumar.-

 

 

Una ley que obliga.- El cero alcohol en el manejo de vehículos.- Es una ordenanza que protege  a otras personas que pueden no tener nada que ver en un accidente, producido por un alcoholizado.- Son ya varios los elementos presentados en los que aparece como excesiva la tolerancia cero y las penalizaciones al respecto.- Hasta el momento ni se habla de que la ley  deje en manos del ciudadano, tener la responsabilidad de injerir alcohol en un grado mínimo que no afecte sus cualidades para el manejo de vehículos.-

Otra ley que obliga.- La inclusión financiera.- En estos días se habla de la realización de un plebiscito para intentar derogar o modificar de esta ley que obliga a toda la población activa a cobrar sus ingresos por medio del sistema financiero.- Autoridades que defienden el sistema instaurado, hablan de la creciente ola de inseguridad, los comerciantes que cobraban sus ingresos  por contado se quejan de las comisiones bancarias.- En el interior en muchos lados prácticamente el dinero se retira en la calle.-  La realidad es que todos dejamos de tener la libertad de manejar nuestro dinero a nuestra real gana.-

Como hemos desarrollado en este editorial se tratan de varias leyes que tienen como motivo primordial de su creación,  un ordenamiento general.- Tal vez los legisladores priorizaron en demasía la cobertura total de la población, o se vieron inducidos al acceso de un control generalizado y a sabiendas o no, terminaron entrometiéndose bastante en la determinación particular de cada ciudadano.-

Asistimos a gobiernos con mayoría absoluta pero que en definitiva, responden a no más de pocos dígitos por sobre el 50 por ciento de la población autorizada a emitir su voto.- La república se basa en una democracia practicada con el pensamiento puesto en el 100 por ciento de la población de parte de quienes son elegidos para gobernar.- Es un principio que no se debe olvidar luego de ingresar al recinto de las leyes y gobernar también para los que piensan distinto.-

 

 

 

La libertad de un País no se pierde en un minuto.- Pero se pueden desgastar sus bases con  pérdidas de libertades individuales que por pequeñas que sean, comienzan a hacer sentir al ser humano que su gobierno no respeta su individualidad.-

Cuando se tocan costumbres y hábitos personales, creemos en la legislación que permite, que cuida del bien común, pero prioriza  dar opciones a quien es gobernado.- Que deja a la voluntad y pensamiento de cada ciudadano, beneficiarse con lo propuesto mientras en tanto y en cuanto, no se perjudique a quienes integran la sociedad en que convivimos.-

 

Esta es la opinión de Radio del Oeste.-

 

Compartir.

Dejar una Respuesta