Editorial 16 Junio 2017

0

La inclusión financiera y la supresión de servicios del Banco República.-

En otras oportunidades nos hemos referido a la gran diferencia que tienen los ciudadanos de Montevideo con los del interior para el cumplimiento de las obligaciones y la comodidad para usufructuar los servicios.- Más sucursales, más cajeros y (muchos bajo techo), son algunas de las diferencias.-

En estos días el Banco República anunció que cerrará 6 sucursales en Montevideo y en 5 localidades del interior reducirá sus jornadas de trabajo a 3 y 2 días por semana.- En nuestro departamento Miguelete.-  Entendemos que cerrar 6 sucursales puede suponer un ahorro importante en la economía del banco.- Gastos edilicios, limpieza, seguridad y personal sin duda sumarán subidos gastos.-

Pero en las sucursales del interior, que se mantendrán abiertas, con gastos de mantenimiento edilicio, seguridad, limpieza, lo único que se ahorrará serán algunas horas semanales del personal, que habrá que esperar a cual será el arreglo, ante los lógicos reclamos que está haciendo el sindicato.-

Es verdad que la instalación de los cajeros automáticos permite una serie de operaciones, sin necesidad que el banco este abierto.- Pero esta decisión desde la oficina, no tiene en cuenta por ejemplo que la mayoría de los clientes importantes de estas sucursales de pequeñas ciudades son empresas agrícolas en las que el estado del tiempo es factor de importancia.-

Es muy común que los empresarios rurales aprovechen los días en que el clima no les permite trabajar la tierra para realizar los trámites bancarios, optimizando su tiempo en pos de una mejor producción agrícola.- Ahora deberán estar a la espera de que día abre el banco y tal vez o sin tal vez perder un día de trabajo para ir al Banco.-

 

 

Si ponemos en la balanza esta resolución y en un plato está el ahorro que realizará el banco y su imagen de banco país en el otro, aparece una vez más la dicotomía Montevideo – Interior.- Y en este caso el tan mentado interior del interior al cual cada vez le vamos sacando más cosas con resoluciones centralistas.-

Quienes han concurrido a la casa central del Banco República les parecerá inconcebible una resolución de este tipo, que ahorrará 1 puesto de trabajo o a lo sumo 2 por sucursal.- En casa central, para llegar a cualquiera de las oficinas han sido atendidos por un portero, un ascensorista,  un secretario y después servido un café por una o dos personas.- No hablamos de que se cese a funcionarios, pero si  el banco tiene que llegar a suspender la atención a sus clientes en sucursales ubicadas en zonas distantes, bien se podría manejar una reestructura laboral interna en la casa central y grandes sucursales, que permita el mantenimiento de la puerta abierta.-

Ya hemos asistido a cierre de sucursales del sistema bancario  en el interior, que bien se podrían haber mantenido y cerrado una en la capital, con iguales características y no sucedió.-

Aguardamos que las autoridades departamentales expongan ante el Directorio del BROU la necesidad de que, quienes viven en las localidades del interior del interior, merecen ser atendidos de igual manera que los ciudadanos del “País” de Montevideo.-

Esta es la opinión de Radio del Oeste

 

Compartir.

Dejar una Respuesta