Recaudación de tasa consular se destina a cubrir el alto presupuesto país

0

El aumento de la tasa consular anunciado por Danilo Astori, ministro de Economía y Finanzas (MEF), podría tener resultados “nefastos” porque implicaría “cerrar la economía” e “incrementar los precios” de los productos comercializados en el mercado.

Gonzalo Oleggini, licenciado en Negocios Internacionales e Integración, aseguró que a las únicas importaciones que no alcanza la normativa es a los bienes de capital, combustibles y a productos mexicanos, debido a un tratado de libre comercio que firmó Uruguay.

Este arancel fue aprobado en los últimos años y recauda aproximadamente unos US$ 100 millones anuales. El experto dijo que “surgió con el objetivo de ser eliminada pero hasta hoy se mantiene”. A la vez, si se aprueba la medida en la Rendición de Cuentas, tendrá una suba de 2% a 3% para las importaciones del Mercosur y de 2% a 5% para el resto del mundo.

El especialista explicó que la tasa consular nace con el objetivo de recuperar las pérdidas por la importación de productos dentro del Mercosur, que mermaron por la libre comercialización. Actualmente ingresan al país entre US$ 1.000 a US$ 1.500 millones anuales por rentas aduaneras que tienen como destino cubrir el “alto presupuesto país”. La suba de la tasa consular “va a impactar directamente en el precio CIF” (mercadería, seguro y fletes internacionales), afirmó Oleggini. Posteriormente, incidirá en la “conformación del resto de los impuestos”, lo que va a encarecer los productos en el mercado local.

El licenciado en Negocios Internacionales e Integración dijo que las importaciones de China son las que “se verán más afectadas” por las características de las compras del país. El glifosato, por ejemplo, tendrá efectos por el aumento de la tasa consular que, dependiendo del origen, podrá ser de 3% o 5%. Sin embargo, la importación de maquinarias no se verán afectadas porque es considerado un bien de capital.

 

 

Compartir.

Dejar una Respuesta