Residuos de glifosato en mieles siguen afectando

0

Si bien hay indicios de una mejoría en la presencia de residuos de glifosato en las mieles, la Sociedad Apícola Uruguaya (SAU) considera que “este problema no tendrá solución si el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) no modifica el modelo agroproductivo que ha estimulado, yendo hacia un sistema de producción menos tóxico para la biodiversidad vegetal y animal y de menor riesgo para la salud humana, sea por exposición directa o indirecta a través de la contaminación del agua potable y de los alimentos”.

Ese concepto fue expuesto por Ruben Riera, presidente de la SAU, quien precisó que “los controles de residuos de glifosato en miel a nivel nacional y en Europa están revelando valores inferiores a los de 2015/16, aunque la información es fragmentaria y no oficial”.

De todas formas, “los niveles siguen siendo altos y dificultan la exportación hacia Europa”, citó.

Informó que el MGAP creó el año pasado una comisión para investigar la vía de llegada del glifosato a la miel e identificar las zonas de alto riesgo, pero “lamentablemente, en el mismo período el MGAP en forma unilateral y sin dar ninguna explicación a las gremiales y a la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola (CHDA) suspende las reuniones mensuales del Grupo Asesor en Fitosanitarios y Abejas que funciona en el ámbito de la Dirección General de Servicios Agrícolas, porque nuestra gremial opinó desfavorablemente en relación a la habilitación de nuevos productos comerciales a base de sulfoxaflor”.

La SAU, destacó, expuso en reiteradas veces su preocupación por “la insuficiente trascendencia que el Poder Ejecutivo le ha dado a la apicultura. Nuestras demandas las hemos manifestado ante los ministerios de Ganadería, de Industria y de Economía, siempre recogemos compromisos para resolver los problemas, pero pasan años y no tenemos respuesta”.

 

Compartir.

Dejar una Respuesta