ALUR pisa el acelerador en la expansión del área con canola

0

El previsto nuevo achique que habrá en el área de cultivos de invierno, básicamente por la persistente caída en la siembra de trigo y como consecuencia –sobre todo– de un precio que sigue sin seducir al agricultor, contrasta con la expansión muy notoria que habrá en el área de colza-canola.

La oleaginosa invernal más que duplicará la superficie en relación a la campaña anterior y eso tiene como uno de los motores más potentes el empuje que la ha dado la empresa Alcoholes del Uruguay (ALUR) a este rubro.

El ingeniero Nicolás Ferrari, gerente de la Unidad de Negocios de Cereales y Oleaginosos de ALUR, recordó que este año, en marzo, la compañía presentó el Plan Canola 2017, con el objetivo de incrementar notoriamente su demanda de esa materia prima.

“La primera respuesta fue muy satisfactoria, sobrepasó lárgamente las expectativas, teníamos la idea de llegar a 40 mil hectáreas (ha), presentamos el plan, dimos un plazo y en un par de semanas obtuvimos el interés por casi el doble, por unas 75 mil ha”, dijo.

“Frente a esa gran demanda de área se aprobó internamente realizar un plan alternativo para decantar un poco, para lo cual se recurrió a un leve ajuste del precio”, que quedó con la referencia del valor de la soja de mayo de 2018 menos un 11%, sin precio mínimo fijo. La respuesta a ese nuevo plan fue óptima, por lo cual el área está en 40 mil ha, que se estima es lo más adecuado para este año.

“Ya estamos en la instancia de firma de contratos, ya tenemos algún contrato en instancias de revisión, comentó.

La referencia de precio fijada en el valor de la soja de mayo del año que viene menos un 11% regirá para un rendimiento de hasta 1.500 kilos por hectárea. Quienes produzcan más, por la diferencia recibirán el valor de la soja de mayo de 2018 menos un 17%. Por ejemplo, se abonará eso por 200 kilos del grano para quien obtenga y remita 1.700 kilos.

Compartir.

Dejar una Respuesta