Fábrica Los Rumbos: futuro incierto

0

Se viene cumpliendo en este mes de febrero 1 Año de la entrada en Concurso de Acreedores por parte de la empresa Caldem-Los Rumbos.

A pesar de las serias dificultades que debió atravesar durante el 2016, entre ellas toda la etapa judicial del Concordato y la negativa de algunos acreedores de aceptar la propuesta de pago que se establecía en el mismo, la empresa sigue funcionando.

En el momento actual cuenta con unos 65 funcionarios activos y 16 en Seguro de Desempleo.

Según pudo saber Radio del Oeste, lo sueldos del mes de Enero se cobraron el día viernes 10 de febrero. El aguinaldo de fin de año, que por convenio laboral del sector, corresponde a un aguinaldo entero, ya se terminó de pagar y se hizo en cuotas. Restando abonar un reajuste salarial retroactivo, también por convenio del rubro, del orden del 4 %.

En cuanto a los aportes al BPS, esta misma fuente nos aseguró que se encuentran al día.

El funcionamiento productivo es normal, dentro de un contexto de sentirse muy limitados por todo lo generado en el mercado al entrar en “Concordato”, (esto genera desconfianza de proveedores y clientes; necesidad de pagar materia prima e insumos al contado) y para esta época del año donde hay productos que crecen en las ventas y otros bajan de manera significativa, caso del dulce de leche.

Se están recepcionando unos 700.000 litros mensuales de leche, poco más de 20.000 litros diarios. Materia Prima que es uno de los principales costos y que debe pagarse casi al contado. Cuando la empresa cobra por los productos elaborados en un alto porcentaje en el entorno de los 30 a 60 días de plazo.

Se sigue elaborando los tradicionales productos de la empresa con marca Los Rumbos, como yogurt, dulce de leche, diferentes variedades de quesos. En cuanto a mermeladas y dulces de frutas, los mismos se siguen haciendo con normalidad, vendiéndose todo lo que se produce y con las oscilaciones propias de la estación de año. Las ventas son fluidas y los stock son bajos. Uno de los aspectos que se han cuidado, según esta misma fuente, es la calidad.

La necesidad de tener que pagar al contado casi todos los proveedores, caso de la leche, insumos, azúcar, leña, etc. Y los pagos del producto terminado a plazo generan un enorme esfuerzo de la empresa, que, además, carece de asistencia crediticia por su situación.

A pesar de eso, y a un año del concordato, al empresa continúa operando y cumpliendo la mayoría de sus obligaciones. Aunque sobre ella siempre se cierne una gran incertidumbre.

Sobre posibles inversores, se han contactado varios empresarios, algunos de ellos de gran porte y llevando décadas en diferentes rubros en el mercado uruguayo.

La próxima semana podrían surgir novedades al respecto, generándose algunas reuniones al respecto. Hoy la mayoría del paquete accionario corresponde  a un único dueño,  y un porcentaje menor, a una familia que hasta fines del 2016 estuvo al frente de la gestión de la firma.

Compartir.

Dejar una Respuesta