El nuevo equilibrio de las materias primas

0

El año 2016 ha sido el de la construcción de un nuevo equilibrio para los mercados agropecuarios, que bien puede sostenerse a lo largo de 2017.

Tras dos años de fuertes ajustes en las materias primas, que marcaron un mínimo en el primer trimestre, algunos productos lograron recuperaciones significativas, mientras otros siguen batallando con una situación de sobre abastecimiento y bajos precios.

Los cereales seguirán en 2017 bajo presión, mientras otros sectores ya tienen una perspectiva que, sin ser brillante, es mejor que la que tenían al comenzar el año. La lógica de las materias primas es mejor que la del siglo XX. El mundo sostiene una demanda muy fuerte, pero está bien abastecido y en el mercado de cereales la abundancia de las reservas seguirá pesando como un factor que aleja la posibilidad de subas.

El último informe de producción de granos de 2016 divulgado por el Departamento de Agricultura de EEUU ratificó la gran producción concretada en algunos casos y por venir en otros. Aunque con una fuerte  demanda. Y en esa combinación se consolida una estabilidad de precios, mejores que los del siglo XX, pero por debajo de los del «súper ciclo» de 2003 a 2013.

Dentro de ese gran promedio de alimentos, el azúcar está muy por encima de sus precios históricos pero bajando, mientras los cereales son los que tienen precios más bajos. Pero en el balance van tres meses de estabilidad que deben prolongarse. Los aceites y los lácteos más firmes, los cereales más bajos y la carne estable. Eso tiene implicancias muy importantes para el agro uruguayo. Posiblemente el área de trigo siga bajando, el arroz atravesando dificultades y la agricultura de verano mantenga una hegemonía sojera.

Compartir.

Dejar una Respuesta