El MGAP decidió prohibir el uso de varios fitosanitarios

0

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a través de la Dirección de Servicios Agrícolas, prohibió la importación, registro y renovación de los fosforados Azinfos metil, Metidation y Metomil, por considerarlos de alta peligrosidad para el ser humano y por ser riesgosos para el medio ambiente, aves, peces y abejas.

La prohibición, en iguales condiciones que los anteriores, rige también para la Atrazina, un herbicida que en el mundo generó “algunos problemas con la contamianción de aguas, es muy soluble, incluso en algunos suelos arenosos. Tiene una duración de meses”, según afirmó en rueda de prensa el director de los Servicios Agrícolas (MGAP), Federico Montes. La Dirección de Servicios Agrícolas es quien controla la importación, formulación y uso de fitosanitarios y agroquímicos.

En el caso de la Atrazina, Uruguay fue adoptando una serie de medidas, entre las que figuraron primero “la necesidad de contar con una receta profesional (al comprarla), la disminución de la dosis a 1 kilo por hectárea y ahora, finalmente se prohibe”, afirmó Montes.

Según el jerarca, este principio activo “es de muy baja toxicidad para la salud humana —como el glifosato— pero contaminaba el medio ambiente”.

A su vez, se modificó la situación de Patrion metil. En este caso se prohibió la importación, registro y renovación de los productos fitosanitarios a base del ingrediente Paration Metil en caso de ser formulado como suspensión, pero se mantiene vigente su uso como hormiguicida en polvo con porcentaje de ingrediente activo menor al 2%. La misma suerte corrió el Carbofuran (usado para evitar el gusano de la papa), que sólo queda autorizado para controlar cotorra, restringiendo la autorización por técnicos de la Dirección General de Servicios Agrícolas.

Compartir.

Dejar una Respuesta