En Argentina preocupa a la industria la exportación de lana sin procesar

    0

    Las fábricas vinculadas al sector lanero están preocupadas por el fuerte crecimiento de las exportaciones de lana sucia, en detrimento de la lana procesada, y alertan que esta situación genera un desabastecimiento de materia prima que pone en riesgo unos 450 puestos de trabajo directos y otros 3000 indirectos en el polo lanero textil de Trelew, en Chubut.

    En diciembre pasado, el gobierno de Mauricio Macri bajó las retenciones a las exportaciones de lana sucia del 10 al 5%, mientras que para las lanas procesadas las redujo del 5 al 0 por ciento. Luego, en febrero último se eliminaron por completo las retenciones a la exportación de lanas en todos sus estados. Según fuentes de la industria, ante esta situación quedaron en desventaja las lanas industrializadas contra las que se exportan sin procesar.

    Algunos datos ejemplifican esta afirmación. Según cifras de la Federación Lanera Argentina, entre julio de 2015 y febrero de 2016, sobre 12.963,5 toneladas, la exportación de lana peinada fue del 55%; la de lana sucia representó el 26%, y la de lana lavada, el 9 por ciento. En tanto si se considera el período julio de 2015 a junio de 2016, sobre 24.336,5 toneladas, la lana peinada bajó a un 51% del total y la sucia subió al 32 por ciento.

    A todo esto, sobre 3320,7 toneladas, entre el 1º de julio y el 30 de agosto últimos, la lana sucia representó el 40% de la exportación y la peinada el 47 por ciento. Pese que hay un diferencial en reintegros, que es del 1,6% para la lana sucia y del 3,4% para la lana peinada, eso no compensa las asimetrías, admiten en el sector.

    Compartir.

    Dejar una Respuesta