Editorial 18 Noviembre 2016

0

En las ciudades de la región, ya son clásicas las fiestas que se han hecho tradicionales en cada una de ellas.-

La semana pasada la decimo tercera edición de la fiesta de la primavera, tuvo como centro a Tarariras.- En la capital departamental un evento gourmet, que ya trascendió las fronteras de Colonia y tuvo la participación de varios departamentos del País.- Nos referimos a Colonia está en tu plato.- Desde ayer una edición más de la fiesta de Valdense.- Y seguirá la Bierfest en Nueva Helvecia y otras en cada ciudad.-

En realidad nos hemos acostumbrado a prepararnos para vivir cada una de ellas, y como ya llevan décadas, hasta sabemos de antemano, si iremos uno o todos los días y a veces hasta juzgamos ligeramente sus resultados.- Lo que nos sucede es que nos hemos acostumbrado a disfrutarlas y se nos va haciendo costumbre que cientos de hombres y mujeres en la región, trabajen desde hace meses (prácticamente terminadas sus vacaciones) para que las mismas se realicen.-

Como decíamos son cientos las personas, que dejan parte de su vida familiar y hasta comercial, para dedicar su tiempo a la organización de estas celebraciones, que deben cumplir con el doble objetivo de hacer pasar bien a sus asistentes y que las mismas tengan un rédito económico, para ser volcado nuevamente a la comunidad en obras o acciones comunitarias, que ellos mismos volverán a promover.- Estas organizaciones populares desafían las leyes de la economía simple, que nos indica que cada vez que hacemos una fiesta, nos cuesta.- Ellos logran divertir y recaudar.-

 

 

 

 

 

Es una tarea, la de los dirigentes de organizaciones sociales, que nace de un convencimiento personal de hacer algo por los demás, pero que debe contar con una comprensión familiar importante, porque las horas que se dan a una tarea comunitaria, a la primera que se les resta es a la familia.- Lo imprescindible es que el núcleo familiar entienda y haga entender a las nuevas generaciones que lo componen, que siempre alguien antes que nosotros hizo algo, que hoy disfrutamos y es parte de nuestra responsabilidad personal dar a la sociedad que pertenecemos y de la que a diario también no servimos.-

Bienvenido el trabajo de los organizadores de las fiestas zonales y la comprensión a su trabajo de quienes Estos requieren colaboración.- Autoridades, comerciantes y personas no pertenecientes a los grupos que se suman al trabajo y que son instados a colaborar, para que juntos cada comunidad presente con orgullo su fiesta local.-

Esta es la opinión de Radio del Oeste

 

Compartir.

Dejar una Respuesta