Editorial 9  Setiembre 2016

0

Haz lo que yo digo pero……

La noticia de que la secretaria de un diputado del partido de gobierno, reclama ante la falta de aportes al BPS por 20 años, ha vuelto a poner en el concierto popular fallas en el sistema que asegura la jubilación a los trabajadores del País.-

Se definirá luego de la investigación quien o quienes fueron los culpables del hecho, que hoy se consigna como un dolo al BPS y una quita a la trabajadora,  generado por un gobernante o el sector partidario al que pertenece.-

De todas las declaraciones emitidas, nos quedamos con la del Sr. Ministro de Trabajo que con su característica mesura dijo de esperar a la investigación y a nuestro juicio expresó lo más preocupante: Que en su época de Presidente de BPS ya vió que  esto ha sucedido y no con un solo partido o representante político.-

No hemos escuchado demasiadas voces de la oposición como en otros casos que toman estado público.- Tampoco estamos de acuerdo en las quejas de dirigentes porque el asunto se popularizó.- En más de una ocasión hemos visto y escuchado comunicados de los organismos de contralor oficial informando, que se tomaron medidas ejemplarizantes con empresas y o empresarios privados.- Esperamos se hagan público en este caso, una vez diligenciadas las actuaciones.-

También aguardamos manifestaciones de preocupación y la toma de medidas de contralor a futuro, de quienes hoy son los Presidentes de ambas cámaras, para que no se presenten otros casos similares en las dos cámaras representativas.- Por lo sucedido parece bastante ambiguo el sistema por el cual los diputados y senadores aportan al BPS por su relación laboral con su secretarios.-

 

 

Queda de manifiesto también la severidad de la ley, que a nuestro entender pasa por encima de lo que puede ser la voluntad de plasmar en un acuerdo de partes, la relación de un patrón y un empleado.- Se nos podrá alegar que ante la vulnerabilidad del empleado frente al patrón tiene el respaldo de la ley, y es verdad, pero también pasa por encima de la voluntad personal de dos individuos que no desean que de sus ingresos se les reste importes para su futura jubilación a Uno y una carga impositiva muchas veces excesiva para el otro.-

Proponemos que esta sea una posibilidad y que para su validez, el acuerdo sea convalidado por el BPS.- Atención ambas partes aceptarán los riesgos adquiridos si optaran por este sistema.-

Aguardamos que este hecho no se diluya en el tiempo.- Que esta grieta que el sistema político presenta hoy sea sellada a satisfacción de la población en general, con la máxima penalización legal de El o los responsables, para hacer cada día más confiable nuestros sistemas de seguridad social y  democrático representativo.-

Esta es la opinión de Radio del Oeste

Compartir.

Dejar una Respuesta